• Carro de compras

    • Si tiene alguna duda Contáctenos y lo ayudaremos



Los motores de corriente alterna se pueden clasificar en dos grupos: monofásicos y polifásicos, cada uno se subdivide en motores de inducción y motores síncronos.

Existe la tendencia a usar motores monofásicos si la potencia requerida es baja en tanto los polifásicos se emplean cuando se requiere mucha potencia. Los motores de inducción en general son más baratos que los síncronos, de allí lo popular de su uso.


Los motores de corriente alterna tiene la gran ventaja respecto de los motores de corriente continua de ser más baratos, robustos, confiables y no necesitar mantenimiento: Sin embargo, el control de la velocidad es más complejo que en los motores de corriente continua y en consecuencia un motor de corriente continua con control de velocidad en general es más barato que uno de corriente alterna con control de velocidad, aunque la diferencia en sus precios es cada vez menor, debido a los avances tecnológicos y a la disminución en el precio de los dispositivos de estado sólido.


MOTOR DE INDUCCIÓN MONOFÁSICO DE JAULA DE ARILLA: el motor de inducción monofásico de jaula de ardilla consta de un rotor tipo jaula de ardilla es decir barras de cobre o aluminio insertadas en las ranuras de los aros de los extremos para formar circuitos eléctricos completos.



El rotor no tiene conexiones eléctricas externas el motor básico consta de un rotor como el anterior y un extractor con varios rebanados al pasar una corriente alterna por los rebanadas del estado se produce un campo magnético alterno como resultado de la inducción electromagnética, se induce fuerza electromotriz en los conductores del rotor y por éste fluyen corrientes al inicio cuando el rotor está en reposo las fuerzas sobre los conductores del rotor por los que pasa la corriente dentro del campo magnético del estator son tales que el torque neto es nulo el motor no tiene arranque automático. Se utilizan diversos métodos para hacer el motor de arranque automático de darle el ímpetu necesario para el arranque uno de ellos es usar un devanado de arranque auxiliar mediante el cual se da el empuje inicial al rotor. Este gira a una velocidad determinada por la frecuencia de la corriente alterna que se aplica al estado al suministrar una frecuencia constante al motor monofásico de dos polos, el campo magnético alterna a la misma frecuencia la velocidad de rotación del campo magnético se denomina velocidad síncrona en realidad el rotor nunca se acopla con esta frecuencia de rotación y en general la diferencia es de 1 a 3 % esta diferencia se conoce como deslizamiento. En una frecuencia de 50 hertz la velocidad de rotación del rotor es casi 50 revoluciones por segundo.


MOTOR DE INDUCCIÓN TRIFÁSICO: es similar al motor de inducción monofásico solo que tiene un extractor con tres devanados separados 120 grados cada uno conectado a una de las tres líneas de alimentación eléctrica como estas tres fases alcanzan sus corrientes máximas en diferentes momentos se puede considerar que el campo magnético gira en torno a los polos del estado completando una rotación durante un ciclo completo de la corriente la rotación del campo es mucho más suave que en el motor monofásico. El motor trifásico tiene la gran ventaja sobre el monofásico de tener arranque automático. La dirección de rotación se invierte intercambiando alguna de las dos líneas de conexión lo que cambia la dirección de rotación del campo magnético.




MOTORES SÍNCRONOS: los motores síncronos tienen extractores similares a los descritos en los motores de inducción, pero el rotor es un imán permanente.



El campo magnético que produce el estator gira y el imán gira con él. Al tener un par de polos por fase de alimentación eléctrica, el campo magnético gira 360 grados durante un ciclo de alimentación de manera que la frecuencia de rotación, en este caso, es igual a la frecuencia de la alimentación.

Los motores síncronos se utilizan cuando se requiere una velocidad precisa. No son de arranque automático y algunos requieren algún sistema de arranque.


EL CONTROL DE LA VELOCIDAD de los motores de corriente alterna se basa en el uso de una fuente de frecuencia variable dado que la velocidad de estos motores está definida por la frecuencia de la alimentación. El torque que genera un motor de corriente alterna es constante cuando la relación entre el voltaje aplicado al estator y la frecuencia es constante para mantener un torque constante a diferentes velocidades cuando varía la frecuencia también es necesario variar el voltaje que se aplica al estator. Para ello uno de los métodos consiste en rectificar primero de corriente alterna, cambia la corriente de corriente continua mediante un convertidor y luego convertir la otra vez en de corriente alterna pero a la frecuencia deseada.



Otro método común para operar motores de baja velocidad es el ciclo compresor éste convierte directamente la de corriente alterna de una frecuencia en una de corriente alterna con otra frecuencia sin la conversión intermedia de corriente continua.


APRENDE MÁS

Capacítate en los cursos de mayor demanda laboral y profesional en el área de Electricidad, Automatización & Electrónica y consigue los éxitos que te mereces → bit.ly/BobinadoElectrotec