• Carro de compras

    • Si tiene alguna duda Contáctenos y lo ayudaremos





Accidentes eléctricos


Como sabemos la corriente eléctrica sigue la trayectoria de la menor resistencia. Por ello cuando nos pasa corriente por muestro cuerpo, la trayectoria suele ser variable, dependiendo por donde es el punto de inicio y qué órganos ofrecen menor resistencia durante su recorrido.


Clasificación


Directos: Provocados por la corriente que fluye por el cuerpo (choque eléctrico). Puede producir:


  • Fibrilación ventricular (paro cardíaco).
  • Asfixia (paro respiratorio).
  • Tetanización muscular.


  • Indirectos: No son provocados por la propia corriente, son debidos a:


  • Caídas y golpes contra objetos tras el contacto con la corriente, debido a la pérdida de equilibrio y consiguiente caída. Se produce lesiones, fracturas o golpes con objetos móviles o inmóviles que pueden incluso llegar a producir la muerte.
  • Quemaduras debido al arco eléctrico. Puede abarcar quemaduras de primer grado (superficie de la piel), segundo grado (capas más profundas de la piel) y tercer grado (nervios y vasos sanguíneos).

  • Resistencia de los órganos internos


    Con ello desempeñan un rol decisivo las diferentes resistencias que ofrecen los tejidos del cuerpo humano. Groso modo, este sería la orden de resistividad (menor a mayor) de los tejidos del cuerpo:


  • Tejidos nerviosos presentan la menor resistencia.
  • Arterias.
  • Músculos.
  • Piel.
  • Tendones.
  • Tejido adiposo.
  • Los huesos presentan la mayor resistencia.


  • Por tanto, las consecuencias de un accidente por electrización dependen de la sensibilidad del tejido en particular. Para el caso de la corriente, la probabilidad de daño del tejido nervioso es la mayor, seguida de arterias, músculos, hasta los huesos.


    Síntomas


  • Quemaduras en los lugares de entrada y salida de la corriente.
  • Parálisis de la musculatura de las extremidades y del corazón por el flujo de corriente.
  • Formación de gas en la sangre por electrólisis.
  • Fracturas de huesos debido a repentinas y bruscas contracciones musculares.
  • Lesiones por accidentes secundarios (por ejemplo, por una caída ocasionada por el golpe de corriente).

  • ¿CÓMO ACTUAR ANTE ELLO?

    1. Aislar a la persona del contacto eléctrico cortando la electricidad.
    2. No intentar aislarlo sin protegerse.
    3. Evaluar estado general de la persona.
    4. Solicitar ayuda a cercanos y servicio de urgencias de ser necesario, según la magnitud del contacto eléctrico y estado de la persona que sufrió el accidente.
    5. En caso de hemorragia hacer compresión sobre la herida con un paño seco y limpio, como una sábana.
    6. Refrescar la zona quemada: Aplicar agua en abundancia, de 20 a 30 minutos, sobre la superficie quemada evitando enfriar al paciente (riesgo de hipotermia).
    7. Quitar ropas, joyas y todo aquello que mantenga el calor.
    8. Envolver la lesión con gasas o paños limpios, humedecidos en agua. Si aplicas vendaje, este debe quedar suelto.
    9. Trasladar a la persona afectada un centro hospitalario, en posición lateral, para evitar las consecuencias de un vómito y el consiguiente ahogo.


    Lux splendens procedit, cum est in mente
    “La luz es más brillante cuando está en la mente”




    ¿Te gustaría saber más de este tema?
    Capacítate con nosotros: https://electrotec.pe/tienda/cursos-2019